21 de febrero de 2017

Todas Las Hadas del Reino #RESEÑA1

¡Hola a todos esos locos y locas que me leéis! Déspués de una semana vuelvo a escribir en el blog. Estaba bastante indecisa porque en un momento dado del blog os trería reseñas de libros y no sabía si hoy era el momento indicado. Por lo que, al final me he decidido y aquí os traigo, a mi manera, una especie de reseña.










Título Original: Todas las Hadas del Reino

Serie:
 Libro Único

Autor:
 Laura Gallego

No de Páginas:
 477

Editorial: 
Montena



Isbn: 978-84-9043-371-3

Año: 2015 en España



Sinopsis: Camelia es un hada madrina que lleva trescientos años ayudando con gran eficacia a jóvenes doncellas y aspirantes a héroe para que alcancen sus propios finales felices. Su magia y su ingenio nunca le han fallado, pero todo empieza a complicarse cuando le encomiendan a Simón, un mozo de cuadra que necesita su ayuda desesperadamente. Camelia ha solucionado casos más difíciles; pero, por algún motivo, con Simón las cosas comienzan a torcerse de forma inexplicable...










La verdad que la razón por la que me dieron ganas de leer este libro es porque previamente leí un libro de la misma autora, que me fascinó. Por las tardes no paraba de pasar por una librería y lo único que hacía era mirar su escaparate y ver la portada de este libro, TODAS LAS HADAS DEL REINO. La realidad, fue que la portada me llamaba muchísimo y las ansias por leérmelo eran enormes. Menos mal que por aquella época se acercaba mi cumpleaños y mis tíos, se dieron cuenta de que miraba al libro con deseo, así pues, decidieron regalármelo.


Camelia era un hada madrina que, como todos sabemos, se encargan de que sus ahijados tengan un final feliz y ésta en particular, vela por la mayoría de ellos desde pequeños. Ella lleva trabajando más de trescientos, aunque no es la única hada madrina del lugar ya que claramente hay unas cuantas más pero si leéis el libro podréis observar que más o menos es la única normal… o eso creemos al principio (uis uis que mal rollito da eso).
Al principio de la historia, otra hada madrina, Orquídea, le pide que se haga cargo de uno de sus ahijados, el cual cree que no tendrá nunca un final feliz. Camelia no cree para nada en eso y acepta el traspaso del muchacho. Ahí es cuando conocemos a Simón, el nuevo ahijado del hada, un mozo de cuadra que bebe el agua por la princesa, Asteria.  Durante la historia vemos como poco a poco el chico va consiguiendo, con ayuda del hada, que la princesa se fije en él. La relación “amorosa” entre Asteria y Simón parece que va viento en popa hasta que aparece otro chico que quiere a la princesa cueste lo que cueste, y si a eso le añadimos su estatus y que este chico sí parece tener el don que tanto le falta a Simón, la cosa se complica. Camelia se implica más en cumplir el sueño del muchacho y a lo largo de la historia va perdiendo fuerza. En la historia aparece un amigo de Camelia, Ren, un ser ancestral con forma de animal y para mí es un personaje muy importante porque ayuda al desarrollo de unos acontecimientos. Una de las cosas que más me llama la atención es que… CAMELIA COLECCIONA LIBROS (poco más y me muero, algo que ya compartimos un hada y yo) y más ni menos que libros de hadas, algo bastante irónico siendo ella una.   

REN



Me encantaría destacar tantas cosas, contaros el final pero es algo que debéis descubrir vosotros y es un final merecidísimo. También destacaría historias que ya conocemos como La bella durmiente y muchas más, que aparecen pero no se le da mucho hincapié, ya que son como guiños a estas historias de cuento de hadas.




No es el primer libro que me leo de Laura Gallego, ni el último; pero es genial. El modo en el que coges cariño a cada personaje, hasta de aquellos que tienen una aparición rápida o que no los conocemos del todo. Estos dos personajes son imprescindibles en la historia; encontramos a Camelia un personaje amable, que a pesar de que ella esté cansada, mala, etc… intenta ayudar a todos sin obtener nada a cambio. Es el típico personaje a la que no quieres que la pase nada desde el momento uno. Simón es bastante humilde, que a pesar de no nacer con ningún don, intenta superar todas las pruebas que se interponen en su camino, eso sí, con la ayuda de su hada madrina.

  
ESCENA DEL LIBRO


El libro me ha emocionado bastante, me encantan las historias de fantasías y encima de hadas (eso me ha rematado). Creo que es una historia con otro punto de vista de las hadas, ya que observamos que no son tan perfectas y que no pueden abusar de sus poderes. También pasamos de libros cuyo tema principal son vampiros, hombres lobos, etc… algo muy visto últimamente. En la trama de la novela podemos encontrar un giro inesperado que al principio me hizo muy poca gracia pero que al fin y al cabo convirtió la historia en algo mejor, algo que pasaba de convertirse en un cuento de hadas tal cual.
 Desearía contaros el final pero es algo que debéis descubrir vosotros y es un final merecidísimo. No es una historia perfecta en la que pasamos de que todo sea como tiene que ser a un cambio de 180 grados.



CAMELIA

 Os dejo el enlace por si queréis ver todo lo relacionado con el libro y que me falte por poner (cuanto cuesta, por si lo queréis comprar, por ejemplo):

 Las imágenes las he cogido de la propia escritora y son FanArt, así que también os dejo las páginas web:

Espero que os haya gustado, entiendo que muchas personas no se lo hayan leído pues puede ser un coñazo para las que no les gusta leer. El caso es que, a los que lo habéis leido, GRACIAS, y me encantaría que esta reseña os haya dado ganas de leeros el libro. Quizá parezca algo infantil o juvenil pero si os gusta hacer volar la imaginación, es perfecto. 
 El libro lo que ha causado en mí es querer un Hada Madrina que por lo menos me haga las cosas más fáciles, pero todo sea por labrarme el camino yo sola. 

Y quiero recalcar que el amor es la base de todos nuestros sentimientos y que la bondad es lo que hace que seamos buenos con nosotros mismos y con los demás. 

14 de febrero de 2017

¡¡¡¡¡SAN SOLTERÍN!!!!!



              ¡Buenas a todas esas locas y locos que me leéis!

Llevo OCHO días sin escribir, para vosotros no pasará nada pero yo, me como mucho la cabeza con que no he escrito nada; por ello vengo este día tan especial para los enamorados.

 ¡Feliz San Valentín! O en su defecto San Solterín, aunque podríamos dejarlo  en día de la amistad. Es un día que muchos  pasarán con sus parejas, regalándose cosillas especiales que recuerden la relación y el tiempo que llevan juntos, años o incluso un mes, hoy todo vale ¿no?

 Hoy encontraremos distintos tipos de personas, como los del principio que lo celebran con sus churris u otros que lo celebramos en familia. También, encontraremos personas que este día les haga recordar su antigua relación, la cual añoran pero que saben que están mejor sin esa persona. Umm… esas personas que simplemente  pasan del amor y se van de copas a celebrar este maravilloso día con los amigos, porque dejemos claro una cosa, somos españoles y celebrar fiestas se nos da de lujo (vamos… que eso leí en una foto). En este día encontraremos personas que tienen tan negro el corazón que se estarán quejando de este día de mierda que no trae nada bueno. Y… aquí estoy yo (que podría pertenecer al grupo anterior pero no), haciendo esta entrada para conmemorar este día que para mí sí que tiene algo bueno… la vuelta de la CHAMPIONS.  Podría hablaros horas y horas de lo que me gusta el fútbol y que opine de los equipos que van a jugar y blablablá blablablá…. Pero he decidido encaminarme por el AMOR. Sí locos y locas que me leéis, hoy es el día del amor y todo el mundo lo verá en Facebook, Instagram, Snapchat… os comento  que las redes sociales son las primera que me han felicitado este día. Y respecto a eso, hoy quiero ser filosófica (lo más que puedo llegar a ser, porque no sé yo si esto se me da bien…)



 ¿Os habéis preguntado alguna vez dónde se encuentra el amor? 
El amor yo lo veo a diario en mi casa, en la manera de preocuparnos los unos por los otros en una simple acción, como hacer la cena de la forma en que le guste a uno (aunque sólo sea ese día); cosas que pensamos que no tienen importancia pero que para mí son un mundo. Yo no necesito tener pareja para celebrar este día (que por qué no, eso también está de lujo), este día lo paso con mi familia, un día normal pero que sé, a la vez, que es diferente… Este día me hace recordar a todas esas personas que se preocupan por mí, pues todas aquellas son mi familia, pues sólo ellos son los  que están a tu lado y con la familia incluyo a amigos (porque ellos son la familia que elegimos ¿no?). Aunque te hagan de rabiar o te enfaden día sí, y día también. A lo largo de mis veinte años me han demostrado todo eso con simples palabras; un whatsapp en el que te dicen que están echando una película que te gusta en la televisión; cuando te compran alternativas para comer porque no puedes tomar leche (sí, estoy a dieta y me está costando la vida no tomarme un nesquick ni comer chocolate 😢); que me pregunten qué tal el día o que tus propios amigos a veces te traten como tu madre (son muy pesaditos eeh 😉). Son situaciones  que a lo largo del año o de los años, tendríamos que darnos cuenta por todas esas cosas y este día, dar gracias por tener la familia y amigos que tenemos. Ya que gracias a todos ellos somos perfectos a nuestra manera.  Todos aquellos que estáis leyendo esto y pensáis que nunca os han demostrado amor, pensar en todas las minúsculas acciones o palabras que alguna vez os han dicho, pues esas, sólo esas, lo demuestran. 


Cómo os dije en mi primera entrada a veces soy muy fría y en persona me cuesta decir mucho un te quiero o dar un beso, pero luego por escrito lo puedo decir millones de veces. Quiero que aquellos que me conocen y estén leyendo esto, sepan que si no los hablo no significa que dejen de ser importantes para mí, pues como leí un día: “Un amigo (en este caso podemos decir que la familia) es aquel con el que llevas tiempo sin verte y que cuando os veis, os ponéis al día rápido.” Puede que la frase no sea exacta pero espero que entendáis lo que quiero decir, pero quiero decir que yo todo lo demuestro de la mejor manera que sé, que es escribiendo, hablándoos por las redes sociales…. Aunque a veces soy pero que muy pasota y se me olvida o cancelo un plan por vaquería, pero eso no quiere decir que pase de vosotros. Simplemente que hay tanta confianza que tengo la capacidad de cagarla. Por ello quiero, os digo que no demostréis amor con palabras, sino con hechos. Eso es lo más bonito que los regalos.


Muchas gracias a todos por leelo y para los que acabais de llegar en la primera entrada del blog encontrareis cosas sobre mi. Os quiero y un besazo enorme 💜💜😘


Paula 🙈